Respetar es Educar 2016


Las XVII Jornada Respetar es Educar ha tenido como protagonista a los deberes, uno de los principales caballos de batalla este año 2016 de la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres del Alumnado (CEAPA), entidad de la que forma parte Fampa Ceuta.

El método elegido para abordar el asunto ha sido una mesa coloquio titulada ‘¿Hay alternativa a los deberes?’, celebrada en el salón de actos de la Biblioteca Pública ‘Adolfo Suárez’. En ella intervinieron el presidente de CEAPA, José Luis Pazos, el presidente del Foro de la Educación, Francisco Mateo y el jefe de Inspección de la Dirección Provincial del Ministerio de Educación en Ceuta, Francisco Javier Martínez.

También estuvieron presentes la consejera de Educación y Cultura de la Ciudad Autónoma de Ceuta, Rabea Mohamed, así como el director de la Dirección Provincial del Ministerio de Educación en Ceuta, además de medio centenar de madres y padres de estudiantes preocupados por la cuestión a tratar y que completaron el aforo.

Por este motivo, el presidente de Fampa Ceuta, Mustafa Mohamed, agradece tanto a los ponentes como a las familias su participación e involucración en el debate porque “estamos hablando de la calidad de la educación de nuestros hijos e hijas, y ahí todos tenemos algo que decir”.

Mismo mensaje que envía el presidente de CEAPA, José Luis Pazos, “la valoración no puede ser más que positiva. Encontrarte una sala llena, con ganas de debatir es reconfortante y necesario. Iniciativas como estas jornadas de Fampa Ceuta son imprescindibles porque, aunque sea expresión que pueda parecer manida, no por ello deja de ser una realidad y la educación se tiene que construir entre todos, por eso insisto en la necesidad de llevar a cabo actividades como estas”.

#NOalosDeberes
En su intervención, Pazos ha aprovechado para explicar la campaña ‘En la Escuela falta una asignatura: Mi tiempo libre’ puesta en marcha por CEAPA y que persigue “la eliminación de los deberes tal y como están diseñados actulamente”.

Por ejemplo, según Pazos, “en Secundaria los estudiantes dedican más de 60 horas a la semana al estudio, mucho más que las jornadas laborales” y advirtió de que “cada vez son más los menores que precisan de asistencia psicológica al no ser capaces de afrontar la presión y el estrés que sufren ante las tareas y los exámenes”.

Además, el presidente de CEAPA, asegura que “los deberes escolares tienen muy difícil justificación y son fuente de desigualdad porque se basan en que los padres y madres sepamos y queramos hacer lo que se supone que es el trabajo de la escuela y que ha delegado en nosotros. Si los padres no saben o no pueden, la repercusión recae en el menor y eso le lleva al fracaso escolar y al abandono educativo temprano”.

Por último, José Luís Pazos, explicó que la campaña contra los deberes se mantendrá de cara a las cercanas vacaciones de Navidad “y durante todo el año 2017 con acciones que iremos presentando a su debido tiempo”.

La solución: cambio de modelo educativo
La posición de los otros dos ponentes en la mesa eran menos tajantes en su postura sobre la eliminación de los deberes, apostando por una racionalización de los mismos, reconociendo su desproporcionalidad e ineficacia.

El punto en el que todos los presenten coinciden es en señalar el cambio del modelo educativo actual como el paso necesario para solucionar el problema de las tareas. En este sentido, el jefe de Inspección de la Dirección Provincial del Ministerio de Educación en Ceuta, Francisco Javier Martínez, asegura que “si los docentes cambian a una metodología más activa en la que se abandonen los deberes repetitivos y memorísticos y se apueste por tareas más imaginativas y creativas, conseguiremos que éstas sean más educativas porque abordaremos todas las competencias”.

A criterio del presidente de CEAPA, “aunque el debate hay que continuarlo, detecto que hay una posición unánime de que el problema no son las tareas, es el sistema educativo actual cuyo objetivo no es reconocer el esfuerzo que se emplee en alcanzar un objetivo, sino superar las pruebas y exámenes sin importar las horas que dediques”.

Por este motivo, Pazos ha anunciado que la CEAPA ha solicitado por carta un encuentro con la Defensora del Pueblo para “hablar sobre las sanciones que los docentes ponen cuando se encuentran que un alumno o alumna no ha hecho los deberes. Esta realidad significa que estamos educando en el miedo a la sanción antes que en la satisfacción de aprender”.